¿Cómo quieres que sea tu vida profesional dentro de 10 años?

Una de las preguntas más esclarecedoras para definir nuevas coordenadas en lo laboral es: ¿Cómo quieres que sea tu vida profesional dentro de 10 años? Se trata de una pregunta no fácil de responder, pero clara y directa a más no poder. Y es por este motivo que muchas personas no quieren formulársela en serio, ni por asomo.

Pero lo cierto es que a lo largo de nuestra existencia no siempre vivimos de la forma en que quisiéramos. Todos pasamos por periodos de transición en los que quizás no estemos satisfechos con las circunstancias en las que vivimos o en las que nos ha tocado vivir. La clave es que hay personas que deciden pasar a la acción y otras que se conforman con esperar a que sean los acontecimientos quienes les marquen los ritmos.

Pero pensemos en algunos escenarios que nos tienen que inducir a ser valientes y afrontar esa cuita con normalidad. De este modo, si usted está de cara al público y tiene 45 años, ¿tendrá el ánimo de seguir atendiendo a sus clientes una década después?. Y si usted tiene 30 años, viaja mucho y quiere tener una familia numerosa, ¿se ve siguiendo ese ritmo sin poder disfrutar de los niños en ese plazo?. O si usted lleva toda la vida trabajando mucho y simplemente se encuentra cansado, ¿cree que podrá aguantar el ritmo que lleva cuando acabe el próximo decenio? Ya lo he dicho, se trata de escenarios específicos, pero posiblemente el suyo también lo sea y valga la pena darse una respuesta.

En cualquier caso, para aquellos que se ven con ganas de afrontar la pregunta en cuestión, les recomiendo que antes de hacerlo tengan claro el punto en el que están, por qué han llegado a él y los medios con los que cuentan para poder abordar el cambio que significa perseguir su objetivo, y no me refiero solo a los medios económicos sino a las capacidades y el espíritu de sacrificio para iniciar la travesía. Con todo ello claro, estaremos en mejor disposición de concretar una hoja de ruta realista y práctica, que apunte a cómo quiera estar, cómo quiero trabajar y, en definitiva, cómo quiero vivir en el futuro.

Yo, hace unas semanas asistí al cumpleaños de un amigo que hacía 50 años y me hizo pensar respecto de mi propia hoja de ruta, una en la que espero poder hacer cada día más lo que me de la gana. Pero eso no es una hoja de ruta, eso se ha convertido en un principio, que no es lo mismo, aunque en ambos casos lo de la satisfacción juega un papel importante, ¿no creéis?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *