Indecencia

Estamos rodeados de tanta indecencia que no nos queda más remedio que darla por normal.

Me parece indecente el espectáculo de políticos que no quieren pactar para salvar su culo y que tengamos que pagar unas nuevas elecciones entre todos los ciudadanos, me parece indecente que los procesos judiciales importantes del país se alarguen hasta quedar prescritos, me parece indecente los niveles de corrupción institucional que estamos llegando a ver, me parece indecente que haya Comunidades Autónomas que se endeuden mientras que otras hacen los deberes, me parece indecente que haya futbolistas que estafan cantidades millonarias a Hacienda y que pagando una simple multa se vayan de rositas, me parece indecente que haya ministros y cargos públicos que tengan sociedades en paraísos fiscales, me parece indecente que unas Comunidades Autónomas tengan los libros escolares gratis y otras no, me parece indecente que haya ciudades en las que los peajes de las autopistas sean abrasivos para el ciudadano y que en otras prácticamente no los haya, me parece indecente pagar las tasas que se pagan por las revisiones ITV de los vehículos (no el concepto que persiguen), me parece indecente construir aeropuertos donde no hacían falta para cobrar comisiones, me parece indecente que la financiación de los partidos políticos no esté bien regulada y sea el pasaporte a favoritismos del poder, me parece indecente que las mutuas de salud que no atiendan a sus clientes enfermos de cáncer y los deriven a la sanidad pública para que paguemos la factura entre todos y ellos solo se queden con el beneficio, me parece indecente lo que pagan las pequeñas empresas por los informes de prevención de riesgos laborales para cumplir con la ley, me parece indecente ver a agentes de tráfico escondidos con ánimo exclusivamente recaudatorio, me parece indecente que se invite al Parlamento Europeo a persona que no haya condenado asesinatos de personas decentes…

Me parecen indecentes tantas cosas, que harían que la lista fuese bastante más larga y aburrida. Pero me siento afortunado porque por lo menos tengo la oportunidad de decir lo que piensa mucha gente y lo que me da la gana al respecto en los medios de comunicación. Suerte que hay mucha gente fantásticas y muchas cosas que sí se hacen bien y por las que vale la pena luchar, ¿no creéis?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *