Mueve el culo !!!

No descubro nada nuevo si digo que el mayor enemigo en la evolución de muchas personas son ellas mismas. Pero hoy me gustaría ir un poco más allá de esta simple afirmación, intentando encontrar qué la fundamenta. Y sin duda creo que la base del problema está en una no aceptación de cómo somos o de nuestras realidades, y de una falta de objetivos en la vida. De hecho, casi todos conocemos a personas que tras muchos años de trabajo, se han jubilado, y han entrado en una depresión por haber dejado de sentirse útiles, por no estar suficientemente ocupadas, y en definitiva, por no saber sacar partido a su nuevo status.

Sin embargo, también hay un gran enemigo en la evolución de las personas, que es el no moverse, o lo que es lo mismo, permanecer por largos periodos en la zona de confort.

La historia del hombre está hecha a base de observación, inquietud y experimentación. Sin ellas no hubiésemos encontrado lugares más adecuados para vivir, no hubiésemos descubierto la agricultura hace ya 10.000 años y tendríamos que seguir cazando para sobrevivir, ni tampoco se hubiesen descubierto tantas y tantas cosas que hacen que nuestra existencia sea más agradable y que vivamos más años.

Pero hay personas que se empeñan en pensar que las cosas cambiarán porque cambian los ciclos. O que se esperan que una vez han llegados a la meta lo difícil ya está hecho, cuando lo realmente complicado es mantenerse. Albert Einstein decía que la locura era hacer las mismas cosas y esperar mejores resultados, y no creo que se puede concretar mejor lo que quiero deciros respecto de la importancia de moverse, conocer cosas nuevas y, algo muy importante, fabricar nuevas oportunidades.

Conozco a empresarios que han perdido sus compañías por no haberse movido en busca de nuevas oportunidades, por estar instalados en la complacencia y por no haber mantenido a buen recaudo su ambición, esa que nos invita cada mañana a levantarnos y tomar el café pensando que podemos ser mejores. Compaq, Elf, Blockbuster, Galerías Preciados… son también la historia de personas que no quisieron ir más allá.

Claro que moverse no tiene mucho sentido si no se sabe en qué dirección hacerlo. Nuestra circunstancias pueden ser malas, pero no desastrosas, y con ello quiero decir que siempre es un buen momento para empezar cosas. Para aparcar aquellos pensamientos que nos dicen que no podemos hacer algo porque nos lo hemos llegado a creer, porque no es el momento, porque no tenemos la edad adecuada… El ser humano tiene infinitas posibilidades, pero sólo depende de querer moverse que las pueda descubrir, que traducido al lenguaje coloquial podría decirse como: Mueve el culo, ¿no creéis?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *